domingo, 15 de diciembre de 2013

Porsche Macan, el nuevo concepto de SUV

En pocos años, Porsche ha dejado de ser el fabricante por excelencia de coches súper deportivos para apostar por el filón inagotable del segmento SUV, primero con el Cayenne y ahora con el más pequeño Macan, con pretensiones de convertirse quizás en el Porsche más vendido del mundo. De la marca que "produce el 911" llegará a principios del año que viene y su versión más asequible tendrá un precio de entrada de alrededor de 52.000 euros. 
Porsche Macan

     El Porsche Macan, un crossover más asequible que el Cayenne y basado en el Audi Q5 (con cuya suspensión comparte dos tercios de los componentes). "El Macan ya no tiene mucho que ver con el Q5", se ríe el director del proyecto Oliver Laqua mientras paseábamos con el prototipo negro por las montañas a norte de la metrópoli de Los Angeles: "4x4, motor, interior... hemos cambiado realmente mucho. Queríamos que fuera un verdadero Porsche".


Los ingenieros alemanes desarrollaron el Macan en un tiempo récord de menos de tres años. Un hermano pequeño del Cayenne, que hace mucho tiempo se ha convertido en el modelo más vendido de Porsche. Visualmente muchos detalles aún no están visibles por culpa del camuflaje. Pero una cosa es cierta: nadie confundirá el Macan con el Audi Q5 que a su vez tiene un aspecto mucho más "dócil". "Del Q5 vienen los dos ejes, parte del chasis, algunos módulos pequeños, el suporte del salpicadero y el techo", nos comenta el director de la producción en serie Hans Jürgen Wöhler mirando el sol brillante, ahora que el termómetro indica 35 grados en la sombra.
Incluso cuando frena de modo más violento en tramos con sucesión de curvas casi no hay indicios de balanceo de la carrocería, que era nuestro principal miedo teniendo en cuenta las proporciones del Macan. El hecho de que la altura de la carrocería sea 20 milímetros más baja que la del Q5 contribuye a un buen resultado. Llegan las largas rectas ya fuera de la meca del cine estadounidense y comienza un repertorio dinámico con aceleraciones más fuertes y es nos damos cuenta de que el turbo entra en acción con muy poco retraso, aprovechando al máximo las credenciales del motor V6, misión para la que tiene la valiosa colaboración de la muy rápida y bien escalonada transmisión automática de doble embrague de 7 marchas del Grupo VW. 

No estaremos lejos de la realidad si pensamos en una aceleración de 0-100 km/h a medio camino entre 5 y 6 segundos y dicho rendimiento, digno de un coche deportivo, es solemnemente acompañado por una respetable banda de sonido emitida por los escapes, que asume una frecuencia de tenor cuando, por encima de las 2.500 rpm, abre una válvula de escape para que el V6 grite alto y claro lo que hay en su alma. Hay tres modos de conducción, como es habitual en Porsche: Normal, Sport y Sport Plus, y es posible optar por la inclusión del control de lanzamiento (Launch Control) que distribuye la potencia a las cuatro ruedas hasta el umbral de la capacidad de tracción de los neumáticos para luego salir volando como un cohete.
Opcionalmente, el Macan tendrá disponible una suspensión neumática controlada electrónicamente.
 Fuente: elmundo.es

1 comentario:

  1. Sin duda un SUV precioso, tanto en su interior como en su exterior!

    ResponderEliminar

Entradas populares